¿Quiénes somos?

Zooland es el nombre de un proyecto, de mi trabajo, de mi hogar, en el que convivo con mi pareja, nuestra manada y todos los inquilinos que pasan por casa. Pero, sobre todo, Zooland es una filosofía nueva de entender la estancia de un perro, ya sea de vacaciones, en rehabilitación o en estancias cortas.

Desde 2005, Zooland, como casa de acogida particular y con la ayuda simbiótica de diferentes asociaciones y protectoras, ha acogido y ayudado a perros con distintos problemas de conducta. Se trata de solucionar el problema de conducta, poniendo en práctica para ello todo lo aprendido desde 2003 en cursos, seminarios, conferencias y los innumerables libros sobre educación y temas relacionados que he leído, pero siempre aplicando la praxis, lógica y tacto que todo lo anterior no enseña, y sí el convivir con una manada de perros, ayudar a conseguir la evolución favorable de todos los que pasan por casa por o con un problema de conducta, y conseguir la feliz adopción de muchos otros. Siempre diré que todos ellos han sido, sin duda, mis mejores profesores, los que de primera mano me enseñan cómo ayudarles más y mejor.

Todo esto, sin embargo, transcurría en horas extralaborales, durante fines de semana cortísimos, quitándome horas de sueño y aportando gran parte de mi sueldo. También en demasiadas ocasiones había sobrepasado el “limite” de perros en casa. De modo que decidí que, si quería seguir proporcionando la atención, tiempo y dedicación que requieren –y merecen- mis inquilinos caninos, debía dedicarme profesionalmente y a tiempo completo a ello, o mejor dicho, a ellos.

No hay nada que me llene y me haga más feliz que ayudar a perros necesitados y con problemas, conseguir su rehabilitación psicológica y su consiguiente equilibrio y felicidad. Por dicha razón lucho con riguroso esfuerzo e inagotable entusiasmo para hacer de esa ilusión una realidad.

Actualmente Zooland dedica su tiempo a rehabilitar psicológicamente a perros con todo tipo de problemas de conducta, además de ayudar, orientar y entrenar a sus dueños para conseguir una convivencia estable, tranquila y feliz con sus compañeros de cuatro patas. Asimismo, ofrecemos la posibilidad de estancias en casa en casos de rehabilitaciones más severas o intensivas, así como visitas a domicilio. Ofrecemos también servicio de guardería.

Equipo Humano:

Susana: Diplomada en Enfermería. Colaboradora, promotora y activista de diferentes protectoras. Especializada en educación, cuidados y rescate felino. Apasionada del mundo canino y altruísta de segundo nombre. Se encarga junto a mí del cuidado, higiene y alimentación de los inquilinos de Zooland. Como responsable de la Asociación Zooland, que gestiona la parte altruísta de Zooland, se encarga de difundir los casos de adopción que pasan por nuestra casa, así como de la promoción, difusión y crecimiento de Zooland. Su fortaleza de carácter, gran corazón y amor por los animales, hacen que los perros confíen instintivamente en ella y ser una líder ejemplar.

 


Rubén: Auxiliar Técnico Veterinario. Formado y  apasionado de la psicología y la educación canina. Siempre en búsqueda de nuevos cursos, herramientas y formación para no dejar de estar al día y mejorar en mi labor. También estoy formado en terapias naturales para perros (Flores de Bach…) Especializado en casos de agresividad, hipernerviosismo y ansiedad. Responsable y dedicado profesor de juegos educativos y estimulantes para los canes. Me encargo de detallar el  procedimiento de los casos a rehabilitar, planteo las rutinas de trabajo para cada caso, redacto los informes individualizados para cada caso con las pautas a seguir por los propietarios una vez sus perros vuelven a casa, para que sepan mantener la estabilidad y equilibrio conseguidos con la rehabilitación en Zooland.

Mi afición por la fotografía llena de vida y color la galería de imágenes de Zooland, y quienes tienen a su compañero canino conviviendo con nosotros pueden ver cómo evoluciona su perro a la vez que se divierte.

 

Equipo Canino:

NOA: Profesora y mami del grupo. Nos ayuda en la educación y el equilibrio de los recién llegados. Fuente de seguridad para los mas temerosos. Inagotable compañera de paseos y la más inteligente del grupo. Sin duda, ocupa una pequeña porción más que los demás en mi corazón.

 

 

 

 

LOUP: El grande de la casa. Es un magnifico y dulce  papi para todos los cachorros.  Guardián de Zooland y el más fiel de todos. Apodado “gordo”, es quizá, el que más te hará reír y nunca despreciará que le rasques el pecho o detrás de las orejas. Su cara de bonachón le delata.

 

 

 

 

ZAMBIA: La más reciente rehabilitadora canina, la más pequeña del grupo con solo 4 kilos, muchos la conoceréis por ser una de “los telerines”, llegó a Zooland con muchísimo miedo y agresividad, pero después de un buen tiempo en casa se ha vuelto una de las mejores profesoras de zooland. Siempre acompaña a los recién llegados, les hace partícipes de todos los juegos y les invita a formar parte de la manada. Nos ayuda especialmente con todos los de su tamaño y los hace más accesibles a nuestras enseñanzas.

 

 

 

ZARU: Hermano de Zambia, disfruta de su libertad en Zooland. Cariñoso, juguetón, alegre… Sigue los pasos de su hermana y se está convirtiendo en un perfecto rehabilitador canino.

 

 

 

 

 

No quiero dejar de incluir y a la vez agradecer a toda la gente que, voluntariamente, ha ayudado a hacer realidad y mejor mi sueño (y el de muchas otras personas), y que me han apoyado desde el principio en los buenos y en los, menos frecuentes, malos momentos.

Cada día sois más los que me apoyáis, seguís y confiáis en mí, y nunca dejaré de agradecéroslo.

Y como último apéndice y agradecimiento, aunque breve (pues ellos no saben leer y prefiero agradecérselo con un buen paseo y un buen plato de comida) a nuestros compañeros caninos de Zooland que, por razones e historias varias, se han anclado fuertemente a nuestro corazón y se han quedado como inquilinos permanentes e inadoptables. Darles las gracias por conseguir, cada uno a su manera, poder hacer más fáciles las integraciones, las estancias y las rehabilitaciones en casa.

 

Los comentarios están cerrados