Qué hacemos

Nuestro trabajo consiste en la rehabilitación psicológica de perros. Ayudamos a encontrar el equilibrio psicológico de cada perro dando los conocimientos necesarios a los propietarios para que convivan y eduquen a su perro de la mejor manera. Para casos más severos o rehabilitaciones más complejas ofrecemos la opción de estancia y tratamiento intensivo en Zooland para desbloquear el problema y poder dar posteriormente las pautas correctas a seguir a los propietarios hasta su completa recuperación.

Realizamos modificación de conductas no deseadas tanto a particulares como a protectoras, facilitando así la convivencia o futura adopción del perro.

Nuestro método de trabajo es muy amplio y depende exclusivamente de las características y gravedad de cada perro en cuestión. Opinamos que cada perro es un mundo y que cada problema es diferente, así que nos parece ilógico ceñirnos a una sola corriente de educación. Nuestra formación siempre está en activo y es muy variada, y ello hace que podamos extraer las mejores y más éticas herramientas de cada estilo e integrarlas a nuestro método personal. Pero la observación y convivencia con ellos es siempre la mejor escuela para comprender cada día con más profundidad el lenguaje canino y su forma natural de relacionarse cuando están equilibrados.

Adaptamos un planning de trabajo concreto y personal para cada perro y/o propietarios. Estudiamos cual es la mejor técnica a aplicar en cada caso y si esta no surge efecto recurrimos a la que nos parece más adecuada en su lugar. Lo más importante para nosotros es que el perro disfrute de su rehabilitación y se sienta cada día más feliz y más completo.
Nos adaptamos a las posibilidades de los propietarios, del tiempo, la dedicación o los conocimientos que puedan tener.

Creemos en la educación basada en las normas y los limites. En la unión y respeto que debe otorgarnos nuestro perro. Que un perro necesita ejercicio tanto como disciplina y cariño. Reforzamos las conductas positivas mediante el cariño y atención y corregimos las no deseadas. Pensamos que el estrés en casa debe reducirse, pero de haberlo, siempre ha de estar repartido entre todos los habitantes del hogar.

Somos sensatos, lógicos, coherentes con la sociedad de hoy en día, con la falta de tiempo, con el estrés general y por ello no nos ceñimos a un estilo único de educación.

También ofrecemos guarderías para aquellos que quieran que sus compañeros caninos disfruten de una estancia en un hogar, sin jaulas, con excursiones diarias y atención, educación y compañía las 24 horas. Las estancias incluyen pienso de gama alta, comida fresca y premios.

Los comentarios están cerrados