Trato a mi perro como si fuera mi hijo… (Pobre hijo)

Son muchos los clientes que me dicen, excusando el mal comportamiento de su perro, que los tratan como si fueran sus hijos…

Surge entonces la imperante necesidad por mi parte de comparar lo que ofrecen esos dueños a sus perros, y cómo se comportan, en una situación similar, con un hijo “humano”.

Siempre comunico mis comparativas a los propietarios para que, aunque de manera cómica, puedan ver que, en la educación canina, por encima del conocimiento prevalece la ética. Y de este modo, te encuentras explicando que NO es normal que nuestro hijo (con la edad que sea) nos reciba cuando llegamos a casa saltando, gritando (ladrando), dando vueltas a nuestro alrededor y que, cuando vamos a tocarlo… ¡se haga pis encima! No lo excusamos como muestras de felicidad ni alegría… El razonamiento debiera ser el mismo cuando se trata de nuestro perro.

Hay quien sabría gestionar la situación, y educaría a su hijo para que se comportase de la manera correcta… Otros llamarían a un profesional para solucionar el problema, tras varios intentos sin conseguirlo… Pero ningún padre que yo haya conocido consentiría esa conducta.

Le decimos a nuestro hijo que vamos al parque, y su reacción es empezar a chillar (ladrar), saltar, ir corriendo de la puerta a nuestra posición y otra vez a la puerta, arrollar cuanto y cuantos encuentre a su paso a la que  abrimos la puerta de la calle. Y aunque lo cogemos de la mano, va tirando como un loco hacia delante, hasta el parque, donde solo soltarle la mano… puede pasar cualquier cosa, casi nunca la correcta. Pero hasta aquí ya hay una visión clara de qué NO debe hacer y NO debemos permitir que haga nuestro hijo ni nuestro perro.

Cuando soltamos a nuestro hijo de la mano en el parque, estamos dejando libre a un niño que actuará como resultado de la personalidad, moldeada por la educación recibida y las experiencias vividas (+  entorno). La cuestión es que, antes de dejar a nuestro hijo en el parque, procuramos que haya  aprendido ciertos valores que hagan la “velada” sea lo más satisfactoria posible: hacemos que nuestro hijo sea sociable, no agresivo, que sepa compartir, jugar, que conozca más niños, que tenga buenas amistades, que respete a todo el mundo, etc.  Si soltamos a nuestro hijo de la mano y se va directo a otro niño y le pega, NO es normal; si sale corriendo de miedo cada vez que se le acerca otro niño o gente con patines, NO es normal; si se obsesiona con su pelota y no deja jugar a los demás, NO es normal; si nada más conocer a un niño nuevo quiere dominarlo, NO es normal; si ve a otro niño de lejos y empieza a gritar (ladrar), NO es normal. De la misma manera, NO es normal estarnos una hora tirándole la pelota a nuestro hijo para que nos la traiga; NO es normal llevar a nuestro hijo al parque a las 12 de la noche o a las 6 de la mañana cuando no haya más niños; NO es normal dejar a nuestro hijo horas y horas solo en casa sin nada que hacer; NO es normal tener que salir de casa lanzando una chuche para que nuestro hijo nos deje salir a nosotros solos.

No entraré en qué métodos son correctos para corregir dichas conductas, sólo quiero que tengamos una manera clara de plantearnos si el comportamiento de nuestro perro es o no normal… Igual que ocurre con nuestros hijos, somos responsables de su educación, con todo lo que ello implica.

By ZOOLAND

 

3 Responses to Trato a mi perro como si fuera mi hijo… (Pobre hijo)

  1. Samanta dice:

    Me gusta mucho la nueva iniciativa! Y este primer artículo, con la propuesta de un enfoque comparativo entre lo que consideraríamos normal e inaceptable en un niño, y aplicarlo al comportamiento de nuestro perro, me parece una manera muy clara de poder evaluar la conducta de nuestros amigos de cuatro patas!!
    Gracias y enhorabuena! Esperamos próximos artículos en psicología y educación canina.

  2. carlos enriquez dice:

    a mi perro lo trato como a mi hijo lo quiero demaciado lo alimento de mi boca todo lo que yo como come el lo conciento mucho esta mal o debo cambiar el trato a mi perrito gracias por darme un consejo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>